backup maquinas virtuales

Licencia NFR de Nakivo Backup

Nakivo es un fabricante de software del que se oye hablar últimamente por sus soluciones de backup para entornos virtualizados. Las licencias NFR son una buena forma de conseguir que los profesionales del sector instalen tu producto y lo prueben con calma en sus laboratorios / entornos de pruebas. Puedes obtener tu licencia NFR de Nakivo Backup & Replication si estás en posesión de:

  • VMUG
  • vExpert,
  • VCI
  • VCP
  • VTSP
  • VSP

Para conseguir la licencia NFR de Nakivo Backup & Recovery v4.0 has ir a:
http://www.nakivo.com/en/free_nfr_license.htm

Como novedades, se incluyen varias funcionalidades útiles para los administradores de Exchange, así como verificación a nivel de bloque de los backups de máquinas virtuales. De esta forma, podremos comparar el backup que hemos hecho de nuestro servidor virtual para asegurarnos de que la información que contiene es fiable. La integración con Amazon para almacenar los backups de las máquinas virtuales es una de las funcionalidades que mas interesantes me resulta de este producto.

Si no tienes ninguno de los certificados anteriormente citados y quieres tener una solucion de backup para tu entorno de máquinas virtuales con vmware, puedes descargarte la versión gratuita de Nakivo Backup & Replication. Si bien las funcionalidades no son las mismas, puede servirte perfectamente para un entorno de tamaño reducido. Te animo a que lo pruebes!

 

Backups en vSphere con VDP

En VMworld 2012, VMware anunció la retirada de su producto vSphere Data Recovery para sustituirlo por un appliance de backup para máquinas virtuales denominado vSphere Data Protection. Pasado un año, VMware ha ido actualizando y mejorando el producto y parece seguir soportándolo de forma firme. Se trata de una herramienta adecuada si tienes un entorno pequeño o mediano y hacer tus backups en vSphere con VDP puede ser una solución muy válida.

VDP tiene las siguientes características:

  • Utilización de tecnologías de deduplicación de datos de EMC Avamar.
  • Backup completo de máquinas virtuales, tanto si están encendidas como apagadas.
  • Restauración de máquinas virtuales, tanto a nivel de VM como de archivo dentro del sistema de archivos.
  • Posibilidad de recuperar archivos individuales de un backup de máquina completa, tanto en Windows como en Linux.
  • Utilización de CBT (Changed block Tracking), que se encarga de registrar los bloques de disco que cambian durante la ejecución de la máquina. Esto facilita backups más rápidos.
  • Utilización de VADP (Data protection API)
  • Administración mediante un cliente web con tecnología Flex, similar a vSphere Web Client
  • Instalación en formato Virtual Appliance, utilizando 4 vCPUs y 4GB de RAM. (Recomiendo subir la configuración de memoria de la VM a 7GB)
  • Disponible en vSphere Standard, Enterprise y Enterprise Plus.
  • Replicación remota a almacenamiento EMC Avamar o a otro VDP edición Advanced (con licencia VDP Advanced)

Instalación de VDP

Desplegaremos VDP mediante la opción Deploy OVF Template del cliente vSphere. El appliance se despliega y en el primer encendido nos invita a conectarnos a su configurador vía web en https://ip_de_vdp:5480/vdp-configure/

Es crítico que el appliance disponga de una resolución DNS, así como PTR (ip->dns) para funcionar correctamente.

En este configurador elegiremos el tamaño de disco que utilizaremos para almacenar las copias y podremos ejecutar un test de rendimiento del almacenamiento que dura unos cuantos minutos, que nos indicará si el almacenamiento es válido para VDP o no. Las capacidades de almacenamiento que podemos destinar a las copias en la edicion gratuita de VDP son de 500GB, 1TB ó 2TB, aunque necesitan algo más de disco para sus operaciones internas, por lo que deberías contar con provisionar hasta 850GB, 1.3TB ó 3.1TB respectivamente.

Una vez lo hayamos instalado y se haya registrado correctamente en nuestro vCenter, podremos trabajar con el mediante vSphere Web Client (No hay soporte de ningún tipo para el cliente vSphere tradicional). Podremos ver en la pantalla Home como tenemos un nuevo apartado llamado vSphere Data Protection desde el que manejar todas las operaciones del appliance.

La configuración de backups es rápida y sencilla, aunque se echa de menos un campo en el que buscar una máquina virtual concreta en un entorno con muchos objetos en el inventario. He pasado este comentario al equipo de EMC que desarrolla VDP y lo han visto con buenos ojos.

El appliance tiene la capacidad de ejecutar hasta 8 tareas concurrentes de backup, aunque esto repercutirá en la velocidad notablemente.

El backup inicial tardará bastante más que los siguientes, ya que se tratará de un full backup de las máquinas virtuales configuradas en la tarea de backup. Prográmalo para una hora valle de tu plataforma y calcula que tardará unas horas. Los siguientes backups harán uso de CBT (Changed Block Tracking) por lo que solo copiaran los bloques de disco que hayan cambiado entre el primer backup y el que se está realizando.

Te recomiendo también que dividas los backups en varios trabajos y que nunca metas en el mismo trabajo 2 máquinas del mismo grupo de balanceo, ya que los snapshots suelen atontar a las máquinas (stun, que lo llaman en VMware) y podemos vernos en una situacion de all members down del pool de balanceo.

Tras la ejecución de los backups, durante la ventana de mantenimiento, se llevan a cabo las tareas de deduplicación. Ten cuidado con ellas, ya que son bastante intensivas con disco. De todas formas, no estarás usando el mismo almacenamiento para los backups y las máquinas de las que haces copia, verdad? 😉

Aqui queda un vídeo de la utilización del VDP.

http://www.youtube.com/watch?v=ksmMYhXQEwU
Otro vídeo de VMware Education sobre las características de VDP

Consejos para hacer backup de tus máquinas virtuales

Disponer de una infraestructura virtualizada puede darte una gran flexibilidad y agilidad a la hora de desplegar nuevos servicios. También puede llevarte a la catástrofe en un momento si no dispones de backups de los equipos que te llevaría horas (o días e incluso semanas) restaurar.

Consejos para hacer backup tus máquinas virtuales y no encontrarte con sorpresas

Separa los backups en diferentes trabajos

No hagas un backup de todo del tirón. Es absurdo. Acabarás con unos trabajos de backup interminables y poco flexibles a la hora de pausarlos. Las ventanas de mantenimiento / deduplicación y checks de integridad también se alargarán.
Si pierdes un juego de backups, es preferible perder solo una porción de ellos que no la totalidad. Hacer un full backup de todas tus máquinas virtuales puede ser bastante impactante en tu entorno.
Tienes servidores que cambian con mucha frecuencia y otros que los tocas cada 2 años. Adapta tus trabajos a esto.

Frecuencia y programación horaria:

No todas tus máquinas tienen la misma prioridad, ni frecuencia de actualización.

    • Tu entorno de desarrollo sufre cambios continuamente, puede tener sentido planificar una copia diaria de todas las máquinas críticas para el equipo de desarrolladores.
    • Tu entorno de preproducción seguramente sufra pocas modificaciones, tan solo cuando una versión de código es suficientemente buena como para llegar allí. Una copia semanal puede ser suficiente. Tampoco necesitas demasiada retención dado que es un entorno que varía poco.
    • Tu entorno de producción cambia menos que el de producción, pero la frecuencia de los backups y retención de los mismos dependerá de si las máquinas virtuales almacenan datos o información cambiante sensible, o si son meramente trabajadores que usan un directorio externo compartido.

Ten presente la carga de tus servidores para programar los backups.

    • Los backups del entorno de desarrollo los suelo lanzar a las 23h, que ya no suele haber nadie trabajando.
    • Los backups de preproducción yo suelo configurarlos el fin de semana, por la mañana.
    • Los backups de producción los suelo configurar de madrugada, y NUNCA haciendo todas las máquinas de un tipo a la vez. Nunca se hace backup concurrente de todos los servidores web, o todos los radius, etc. De hecho procuro no hacer de más de una máquina de cada tipo a la vez.

Haz copia de las nuevas máquinas virtuales

Curiosamente, las máquinas tienden a multiplicarse. Ya seas tu quien las cree, o el equipo de desarrollo, nunca te olvides de revisar periódicamente si estás haciendo copia de seguridad de las máquinas virtuales más recientes.

No escatimes en el almacenamiento que destines a hacer el backup

Tu sistema de backup es el seguro de vida de tu negocio en caso de desastre. No te la juegues usando el almacenamiento más barato disponible.

El proceso de backup, comprobación de datos periódica es bastante intensivo con el almacenamiento, cuanto más rápido vaya, menos durarán tus backups, más rápido se harán las verificaciones, etc.

Si llega el día en que quieras restaurar máquinas virtuales desde tu backup, hasta un dispositivo conectado por 10G te va a parecer lento cuando tengas muchos ojos pendientes de tí.

Haz pruebas de restauración periódicas

En mas de una ocasión he detectado un problema en los backups al ir a hacer una prueba de restauración.

No necesitas reemplazar tus servidores de producción, tan solo restaura con un nombre diferente y enciende el equipo restaurado con las tarjetas de red desconectadas. Dormirás más tranquilo al ver que todo se restaura bien.

Yo hago pruebas de restauración de una máquina aleatoria de cada trabajo de backup como mínimo una vez al mes.

Haz copias de lo que no son las máquinas virtuales propiamente

Si usas vSphere, como es mi caso, haz copias DIARIAS de tu base de datos de vCenter.

Haz copias diarias también de tu base de datos de Single Sign On si usas 5.1, y de los certificados y archivo de base de datos de SSO si usas vSphere 5.5

La regla del 3-2-1

Hay una regla muy antigua que dice que has de mantener TRES copias de tus datos en DOS soportes físicos diferentes, UNO de los cuales has de enviar fuera de tus instalaciones.

Para muchos entornos esto puede resultar excesivo, pero yo recomiendo mantener como mínimo una copia en el datacenter + otra off site.

Usa las copias incrementales y tecnologías de deduplicación siempre que sea posible

La deduplicación puede hacerte ahorrar enormes cantidades de espacio a la hora de hacer tus backups. Hablamos de meter en 2 TB de espacio deduplicado información como para restaurar 10 TB de máquinas virtuales completas. Las copias de seguridad incrementales también reducen en gran parte la duración en tiempo y tamaño de los backups, usando tecnologías como el CBT (Changed block tracking).

Estos son mis consejos para hacer backup de tus máquinas virtuales